Ni felices ni para siempre. Lo que nadie nos dijo sobre las relaciones de pareja




Es importante a nivel de pareja encontrar a alguien que no nos quiera cambiar y nos acepte tal cual somos. Pero esta idea es difícil llevarla a la practica.


Todas las personas somos únicos, irrepetibles, singulares….es absurdo compararse con otras parejas ni dar consejos. Todos tenemos que descubrirnos y descubrir al otro.


Todos tenemos una forma única de ser y relacionarnos con los otros.


Todos llevamos una mochila y buscamos en la pareja las figuras del padre o la madre y también repetimos con nuestras parejas lo que vimos en nuestros padres y madres. Es un proceso de crecimiento el darse cuenta de esta circunstancia y como esto influye en mi y en mi relación.


Y además existen otra serie de condicionantes muy potentes que alimentan esas ideas irracionales sobre el amor y las relaciones de pareja. Si nos vamos a las pelis y la publicidad el chico conoce a la chica y todo es ideal. Nada de eso ocurre en verdad. Y que decir de las canciones “no puedo vivir ni contigo ni sin ti”


Todo esto retroalimenta la teoría de la media naranja donde busco a mi otra mitad que me haga feliz a mí. Yo tengo que cumplir mis expectativas y tu las mías. Busco mi alma gemela, pero claro…no la encuentro. Así perpetuamos este sistema de creencias.


Frases que contribuyen a perpetuar ese sistema de creencias: Daría lo que fuera por que existieras, por encontrarte. Alma gemela, te necesito cerca. Sin ti nada tiene sentido. Tan solo anhelo hacerte feliz…todo lo volcamos en el otro/a y asi de esta forma genero expectativas falsas.

Lo primero eres tu y tu autoestima y esto pocas veces nos lo enseñan asi.


Si no te amas a ti mismo atraerás a personas que no te aman


Luego también existen mitos y razones equivocadas para estar en pareja: Prefiero estar mal acompañado a estar solo (Cuando vemos a personas mayores de 30 o 40 solas ya pensamos mal de ellos). Como no nos queremos y no estamos a gusto con nosotros mismos no soportamos la soledad y buscamos ansiadamente al otro.


De esta forma estamos atrapados en relaciones de frustración y malestar donde nos hacemos daño y no somos capaces de dejarlo. Deberíamos darnos cuenta de que si no valoramos a nuestra pareja ese es un motivo importante para dejarlo. Si nos aburrimos tanto con nuestra pareja que preferimos discutir, ese también es un sintoma de crisis.


El fracaso es permanecer en una relación donde no hay amor.

El fracaso es separarse estando en guerra. El éxito es separarse con conciencia.


En las relaciones siempre esperamos que sea el otro el que cambie y eso no depende de mi, pero si depende de ti tu cambio, por tanto, Se tu el cambio que quieres ver en tu relación


Debemos cuestionar el modelo establecido de pareja, inspirando una nueva forma de relacionarnos con nosotros mismos y con nuestro compañero/a sentimental.


En eidem podemos ayudarte. Generando bienestar.