VIVE UNA NAVIDAD SIN ESTRÉS

Artículo Psicólogos en Guadalajara

Ya queda poco para que la navidad aterrice un año más en nuestras vidas y nos vamos preparando para los múltiples actos sociales que suelen tener lugar.


Algunas personas lo afrontan con optimismo, ilusión y ganas, pero no siempre es así, para muchas personas esto es una fuente de estrés en la que sienten la obligación de tener que “cumplir” a nivel social con esos compromisos. Te comentamos algunos aspectos que debes tener en cuenta si quieres manejar el estrés navideño.


COMUNICACIÓN

Cuida tu forma de comunicarte, con la familia, con la pareja, con tus hijos/as. Si ves que te alteras o sientes el ataque en tus conversaciones, no entres ahí, déjalo estar, si lo necesitas sal a dar una vuelta, a airearte un poco y cuando todo esté tranquilo aborda la conversación que hayas dejado pendiente. Habla siempre desde la calma, con el fin de comunicarte y llegar a acuerdos.


COHERENCIA

No sientas el compromiso social, haz las cosas que tú quieras, no lo que las convenciones mandan, se coherente contigo mismo/a, no hay mayor bienestar.


TIEMPO PERSONAL

Dedícate tiempo en navidad, no todo el plan ha de ser social y familiar, decida tiempo a conectar contigo mismo/a con lo que te gusta hacer con momentos de descanso o de ocio personal del tipo que tu elijas, lectura, paseos, deporte, lo que te apetezca, descárgate de la presión navideña.


CUIDA TUS EXPECTATIVAS

No somos perfectos, la navidad tampoco lo es. Lo que vemos en la tele, esas familias felices reunidas frente a la mesa o la chimenea mientras ríen y se abrazan, no suelen corresponderse mucho con la realidad. La vida real es imperfecta y siempre hay cosas que no salen como se planearon, no importa, no necesitamos la perfección para ser felices.


REGALOS

Los mejores regalos no son los más caros. Con un poco de imaginación se pueden tener detalles bonitos y si no hay regalo, no pasa nada, quien te quiere de verdad lo que más desea es tu compañía y quien no te quiere ¿Qué más da lo que quiera?


AUSENCIAS

No te sientas culpable por estar triste, si echas de menos a los que ya no están, date permiso para llorar un rato y para recordar los buenos ratos vividos en su compañía, en navidad no es obligatorio estar alegres todo el tiempo. Eso si, no te quedes anclado en el llanto, no porque sea navidad, sino porque eso no te dejará ser feliz.


NUEVOS PROPOSITOS

No te agobies por no haber cumplido los objetivos que tenías previstos para este año, no es momento de lamentarse sino de mirar adelante, fijar nuevas metas y caminar hacia ellas.


Si la navidad te agobia y no sabes cómo manejarla busca ayuda, habla con tus amigos y familiares, busca gente de tu confianza y si no puedes con ello, déjate ayudar, en #eidem podemos ayudarte. Solicita la primera consulta gratuita y sin compromiso. #navidad

AYUDA

© -2018- Todos los deechos reservados - eidem - Aviso Legal y Politica de Privacidad

  • Grey Facebook Icon