Como superar las obsesiones


Comenzaré este articulo relatando una frase de Jacinto Benavente “Si la gente nos oyera los pensamientos, pocos escaparíamos de estar encerrados por locos”.


El Trastorno Obsesivo compulsivo, más conocido por TOC, puede tener comienzo en la infancia y si esto ocurre se suele manifestar a nivel de conducta. Si empieza en esta etapa y no se trata, en la edad adulta será más difícil su tratamiento. Después de los 30 es difícil que el cuadro se produzca.


Antes de profundizar en las obsesiones, sería interesante distinguir entre obsesión y preocupación:


El obsesivo/a sabe que lo que le ocurre es absurdo, por lo que no se debe entrar a cuestionar la veracidad de su razonamiento porque él ya lo ha hecho y no le ha dado resultado. Es mejor trabajar que nada malo le va a pasar y que lo que tiene es una patología.

En cambio, en las preocupaciones si le vamos a cuestionar al paciente sus creencias e intentaremos con la terapia cognitiva disminuir esas preocupaciones.


El mecanismo actúa de la siguiente forma: la ansiedad nos invade y se dispara la obsesión. Para poder neutralizar dicha ansiedad la persona puede hacer varias cosas:


  1. COMPULSIONES: repetir una acción (lavado, comprobación, contaje, comprobación, coleccionar…)

  2. EVITACION: evitar lugares o personas.

  3. CONDUCTAS DE SEGURIDAD: pregunto dudas obsesivas.

  4. ESTADO DE ALERTA/RAZONAMIENTO: vigilar que no aparezca la obsesión y razonar que no hay peligro.


LA PREVENCION DE R es la técnica que vamos a utilizar para la solución del problema y no es otra cosa que trabajar con las conductas que podemos observar.

la obsesión produce ansiedad y la ansiedad produce la compulsión. Puedo entonces intentar eliminar o reducir dicha compulsión.

La lógica seria la siguiente: la obsesión produce ansiedad y la ansiedad produce la compulsión. Puedo entonces intentar eliminar o reducir dicha compulsión.


La intervención tiene por tanto como objetivo que la persona se incorpore a su medio con normalidad y para ello intentaremos disminuir la frecuencia de las compulsiones para entonces disminuir las obsesiones.

Los pasos a seguir serían los siguientes:

  1. Analizar a través de un registro de duración y frecuencia de las conductas compulsivas para ver el tiempo que le ocupa el problema. Con el registro de una semana podemos hacer el cómputo total de tiempo que le ocupa el TOC.

  2. Podemos preguntar ¿Qué harías si no tuvieras un TOC? De esta forma averiguaremos sus actividades gratificantes para ir incorporándolas en su dinámica diaria a medida que disminuyan las compulsiones.

  3. Poco a poco trabajaremos en ir reduciendo los tiempos que ocupa en los rituales utilizando sus estrategias personales.

  4. Al final el objetivo no es razonar con la persona sino que disminuyan sus rituales.

El TOC es un problema muy incapacitante que necesita ayuda profesional.

En eidem podemos ayudarte.

AYUDA

© -2018- Todos los deechos reservados - eidem - Aviso Legal y Politica de Privacidad

  • Grey Facebook Icon