Cómo gestionar el duelo en situación de confinamiento


Acompañar a nuestros seres queridos cuando fallecen es una parte importante en la gestión del duelo. Nos permite despedirnos de ellos y poder acepta su pérdida. Cada vez que viene alguien al velatorio contamos lo ocurrido, verbalizamos cómo nos sentimos a así vamos liberando las emociones y el dolor que nos produce su fallecimiento.


La situación actual de no poder salir de casa y no poder reunirnos en grupo ha cambiado todo esto. En algunas ocasiones no podemos estar acompañándolos en el momento final y a veces ni tan siquiera asistir a su inhumación.


Por eso, ante esta situación excepcional, es conveniente tener en cuenta ciertas recomendaciones que nos ayuden a la gestión de nuestro duelo y el de nuestros seres queridos.

  • Entender que el duelo es un proceso de adaptación normal, que cada persona lo vive de forma diferente y que lleva tiempo recuperarse del dolor. Pero es normal.

  • Tenemos que desahogarnos, hablar de lo ocurrido y de cómo nos sentimos. Para ello podemos utilizar el contacto telefónico o videollamadas con familiares y amigos. Es importante expresar las emociones y los pensamientos para liberarlos.

  • Buscar ese apoyo es necesario para no sentirnos solos. Llamar a personas que nos importen para informar de lo ocurrido.

  • Liberarnos de sentimientos de culpa por no haber podido estar ahí, entendiendo que son causas mayores que nos está tocando vivir.

  • Buscar espacios para el recuerdo. Los rituales ayudan a la elaboración del duelo. Intentar adaptar los rituales de despedida tradicionales a la nueva situación. Buscar fotos o videos, escribir una carta de despedida o rescatar recuerdos de situaciones vividas felices con esa persona.

  • Si no estamos preparados ahora para dichos rituales o no tenemos la oportunidad, no pasa nada. Ya llegará el momento de poder hacerlo.

  • Es importante el autocuidado. No descuidar la higiene, la alimentación, mantener horarios o cuidar el descanso.

  • Darnos permiso para seguir viviendo y realizando actividades que nos hagan sentir bien. La vida tiene que seguir.

  • Interesarse por familiares y amigos, cómo están, como viven esta situación. Salir de nuestro dolor cuidando a las personas queridas.

Debido a la situación de tener que estar en casa puede que los síntomas se intensifiquen. Si es así, puedes contactar con servicios de psicología online que te ayude puntualmente a reconducir el malestar y a elaborar el proceso de duelo. En eidem podemos ayudarte.

AYUDA

© -2018- Todos los deechos reservados - eidem - Aviso Legal y Politica de Privacidad

  • Grey Facebook Icon