Cómo ayudar a alguien con depresión



La depresión es un trastorno que puede llegar a ser grave y no hay recetas o fórmulas mágicas para que el entorno pueda sacar a una persona de su depresión. Es la propia persona enferma, la única que puede salir de ese estado, si bien el papel del entorno es importante en estos procesos.


Lo más útil que se puede hacer por alguien que padece una depresión, sobre todo si lleva tiempo y no consigue superarla es acompañarle en el proceso de buscar ayuda profesional.


No obstante, hay actitudes y frases que pueden dificultar o facilitar el proceso a la persona que sufre este trastorno y pueden contribuir a que no se sientan aún peor y rebajar su sensación de culpa por estar así.


FRASES DESTRUCTIVAS

Hay ciertas frases que no debes decirle a una persona que sufre depresión:

  • Está todo en tu cabeza

  • Estás loc@

  • Hay gente que está peor que tu

  • No tienes razones para estar así

  • Pon de tu parte

  • Eres muy pesimista

  • A ver si se te pasa la tontería

  • No estás bien porque no quieres

FRASES FACILITADORAS

El acompañamiento a la persona enferma, sin asumir el control de la enfermedad pasa por frases como estas:

  • ¿Vamos a dar una vuelta?

  • Si te apetece puedes hablar conmigo, de lo que sea.

  • ¿Puedo ayudarte?

  • Se que poco a poco irás superando esto.

  • No pasa nada si ahora no puedes.

  • No tienes la culpa de estar así.

  • Esto pasará

  • Busquemos ayuda profesional, yo te acompaño.


REFUERZO SECUNDARIO


La depresión no es fácil de tratar, ya que a veces la atención del entorno produce un refuerzo secundario a la depresión. La persona deprimida, se siente temerosa y triste, se ve incapaz de superarlo por lo que busca la atención de su entorno, cosa que consigue con su sintomatología depresiva y hace que la depresión se mantenga.


Este no suele ser un proceso consciente por parte del enferma. Hay que cuidar este aspecto por eso debemos tener siempre claro que el control del proceso debe tenerlo la persona enferma y sólo ella puede superarlo, no debemos tomar las riendas de su estado emocional, no podríamos aunque quisiéramos, y tampoco debemos hacerlo, el papel del entorno es muy importante, pero se debe tener cuidado con no reforzar la depresión.


TRISTEZA VERSUS DEPRESIÓN


Por último, no confundamos el proceso natural de estar triste, con una depresión. A veces no es fácil diferenciarlo porque manifiestan síntomas similares.


La tristeza forma parte de la vida como emoción adaptativa de la cual sacaremos nuestro aprendizaje. A veces puede ser una tristeza muy intensa, pero suele tener una causa que provoca ese estado de ánimo y va mejorando poco a poco sin tratamiento.


La depresión es un trastorno mental, duradero en el tiempo y que no suele tener una causa concreta, puede requerir medicación y siempre es recomendable la terapia.



Si tienes cerca a alguien que está sufriendo esta enfermedad, acompáñale, pero no tomes el control de su proceso, mantente cerca, pero la lucha es de quien lo sufre. Si es preciso ayúdale a buscar ayuda profesional.

#eidem #depresión #terapiacognitivoconductual #trastornodepresivo #psicologosguadalajara

© -2020- Todos los derechos reservados - eidem - Aviso Legal y Politica de Privacidad

  • Grey Facebook Icon