Ancianidad y soledad


Uno de los trastornos emocionales más frecuentes en personas mayores de 70 años es la depresión, ansiedad o deterioro cognitivo derivados de la sensación de soledad que tienen. Es estar sólo cuando uno no quiere. A esto se suma el pensamiento de que ya tienen poco más que hacer en los años que le quedan de vida.

A medida que nos vamos acercando a la tercera edad la vida social se reduce. A veces motivada por un declive de la salud, una disminución del número de responsabilidades sociales y familiares o por las muertes de amigos y parientes. Esta disminución de la interacción social supone para la persona un impacto en su estado anímico y mental.

El anciano deprimido tiene tendencia a centrarse y atender más los aspectos negativos de su entorno que los positivos. Esto fortalece la sintomatología de la depresión, volviéndose más pesimista ante los demás, lo que provoca rechazo. Con esto se incrementa su negatividad y falta de confianza en sí mismo y en sus competencias. Y como “pescadilla que se muerde la cola” provoca que disminuya sus interacciones sociales, pudiendo llegar a un aislamiento social y generando múltiples trastornos emocionales.

Tristeza, dormir mal, falta de apetito, obsesiones o miedos son algunos de los síntomas que presentan y que hacen que su calidad de vida se vea disminuida

El objetivo de la terapia cognitivo-conductual es ayudar a la persona mayor a reconocer esos pensamientos y percepciones de la realidad tan negativas que tiene. Aprender a modificarlos y sustituirlos por otros más beneficiosos para su estado anímico, de modo que cambie para mejor, desarrollando sus potenciales al máximo para poder acceder de este modo a las oportunidades que le brinda su ambiente.

Los ancianos psicológicamente sanos son los que permanecen activos a pesar de su edad. No sólo la actividad física, sino también y muy importante la actividad mental. Son los que reemplazan apoyos sociales y roles perdidos por otros nuevos y mantienen, tanto tiempo como pueden, la actividad y las relaciones personales.

Son muy recomendables las asociaciones de barrio, participar en las actividades de los Centros de Día, pertenecer a algún grupo con los que tengan afinidad, practicar algún deporte adaptado como yoga, pilates o natación o estar en algún club de lectura.

Si al final deciden pedir ayuda psicológica conviene saber que las Técnicas psicoterapéuticas más utilizadas son:

  • Técnicas de control de la ansiedad: mediante el control de la respiración y relajación progresivas de Jacobson.

  • Técnicas cognitivas: Terapia Racional Emotiva de Ellis. Los diferentes tipos de ideas irracionales que las personas mayores tienen (mitos o estereotipos sobre la ancianidad) y las creencias que de ellas se derivan son el origen de la mayoría de las perturbaciones emocionales que tienen y hay que desmontarlas.

  • Activación conductual: Consiste en volver a realizar actividades que han ido dejando de hacer por el camino. Esto incrementa la autoconfianza y se sienten más capaces, lo que genera la inercia de seguir haciendo actividades nuevas.

Hoy en día el hacernos mayor no supone tener que relegarnos a un rincón ni tener que perder la ilusión de sentirnos capaces de hacer cosas nuevas. No lo dudes. Actívate.

#adultos

AYUDA

© -2018- Todos los deechos reservados - eidem - Aviso Legal y Politica de Privacidad

  • Grey Facebook Icon