Ansiedad y mujer


¿Piensas que la ansiedad afecta por igual a hombres y mujeres?
La ansiedad es un fenómeno común en nuestra sociedad, no siendo en todos los casos un problema psicopatológico.
En muchas ocasiones desempeñan un papel adaptativo al igual que ocurre con otras emociones. Así por ejemplo el miedo aparece cuando el organismo percibe un peligro y su función sería la de evitar el peligro. La
tristeza surge cuando se experimenta algún tipo de pérdida afectiva y su función estaría en proporcionar el espacio necesario para sanar la herida. La ira permitiría adoptar una conducta de ataque o de defensa ante una amenaza. El problema estaría entonces cuando estas emociones, en principio positivas, se experimentan con excesiva frecuencia, intensidad o duración.
Con respecto a la ansiedad, los datos indican que de manera general en el último año un 6% de la población ha sufrido un trastorno de ansiedad y un 4% un trastorno depresivo.

Los expertos además explican que las mujeres tienen un 200 por cien más de ansiedad que los hombres por su doble condición de trabajadora y ama de casa y por el "problema añadido" de su sistema hormonal que les hace "vivir los problemas del estrés de manera mucho más intensa".

También argumentan los mismos expertos, que la mujer "procesa la información de una manera mucho más amenazante" porque "le da mucha importancia a todo" y porque "además puede atender varias tareas a la vez", lo que le causa "más ansiedad".

De este modo, las mayores tasas de ansiedad en las mujeres obedecen "no sólo a los roles sociales, que importan, sino también a cuestiones psicobiológicas que generan que la mujer magnifiquen más los problemas, sea más insegura, atienda más cosas a la vez y les da más vueltas y es más perfeccionista y más controladora".

En el caso del estrés también es mayor aunque sólo unos puntos ya que el 32% de los hombres dicen tener un nivel de estrés alto frente al 39% de las mujeres.

Asimismo, los estudios revelan que en todas las edades "la mujer, al igual que el hombre, se beneficia de vivir en pareja" porque "tienen una esperanza de vida mayor y mejor salud". Sin embargo, trabajos recientes en mujeres jóvenes desvelan que "la mujer que trabaja y tiene pareja tienen más riesgo de muerte cardiovascular".

Esto se explicaría por el hecho de que tener pareja "implica tener su propia familia de la que es responsable y esta doble función de ama de casa y trabajadora causa más estrés y por tanto mayor riesgo cardiovascular". "De este modo este efecto protector de la pareja podría llegar a perderse si no se hace nada".

En eidem cuidamos de tu bienestar y podemos ayudarte.

#adultos

© -2020- Todos los derechos reservados - eidem - Aviso Legal y Politica de Privacidad

  • Grey Facebook Icon