Qué es el síndrome de asperger


Cuando hablamos del síndrome de Asperger pensamos en una persona brutalmente directa, que no filtra lo que dice, entiende y utiliza el lenguaje con literalidad, no sabe interpretar el lenguaje no verbal y necesitan tener sus rutinas para sentirse seguros.

Muchas personas llegan a la adultez sin saber que son asperger pero son calificadas como personas raras, friquis, pedantes o maleducadas.

Pero ¿por qué pasa esto?

Un Asperger tiene una inteligencia emocional poco desarrollada y en contrapartida desarrolla la lógica racional para poder manejarse en el mundo.

Para poder entenderlo mejor, hablaremos de los tres aspectos que funcionan de forma distinta: socioemocional, comunicación lingüística y inflexibilidad mental o comportamental.

Socio-emocional

  • Les cuesta comprender el funcionamiento del mundo social, las reglas no escritas, así como el comportamiento de las personas.

  • Imaginarse cómo se sienten los demás o empatizar con sus emociones es un reto. No es que no les importe, sino que no saben interpretarlo. También les cuesta saber qué están sintiendo ellos mismos.

  • No entienden las expresiones faciales o el lenguaje no verbal.

  • Anticipar lo que los demás pueden pensar sobre su comportamiento y las consecuencias que éste implica se les escapa. Dicen lo que piensan sin prever cómo afectará a la otra persona. Pudiendo tener por ello apariencia de fríos.

Comunicativo-lingüística

  • Pobres habilidades conversacionales. Dificultad para iniciar, mantener y finalizar una conversación. Cambiar los turnos conversacionales les cuesta al igual que proponer distintos y variados tema.

  • Hacen una interpretación literal del lenguaje. Esto les lleva a no entender las ironías, frases hechas, metáforas, bromas, dobles intenciones, etc.

  • Tienen tendencia a no establecer contacto ocular o a hacerlo de forma anómala.

  • Su volumen de voz puede ser excesivamente alto o bajo, sin adecuarlo al contexto.

  • No suelen tener en cuenta el contenido emocional de los mensajes o cómo puede variar su intención según la información facial y corporal

Inflexibilidad mental y comportamental

  • Tienen tendencia a la inflexibilidad, que se manifiesta en comportamientos rígidos y con poca tendencia al cambio. Esto se puede interpretar como que son personas soberbias. Pero lo que ocurre es que las situaciones las analizan de forma analítica, sin contagiarse de la parte emocional que toda interactuación conlleva.

  • Suelen preferir mantener rutinas, que les ayuda a controlar las situaciones y hacer más predecible su vida.

Pero la convivencia diaria puede ser llevadera si el asperger desarrolla habilidades facilitadoras de la comunicación, aunque al principio resulten un poco ortopédicas, y si las personas que se relacionan con ellos son capaces de entender esta forma distinta de pensar y de relacionarse.

Compartir experiencias con personas asperger o que conviven con ellos puede ayudarnos al igual que apoyarnos en profesionales de la salud. En eidem podemos ayudarte.

#infantil #adultos

AYUDA

© -2018- Todos los deechos reservados - eidem - Aviso Legal y Politica de Privacidad

  • Grey Facebook Icon