Las terapias de tercera generación en psicología. Nociones básicas. Nuevas técnicas.


Las terapias de tercera generación van cada vez cobrando más fuerza dentro de la psicología como técnicas novedosas y diferentes que combinadas muchas veces con las terapias tradicionales ya validadas pueden ayudar en un momento dado a la recuperación de los pacientes.

En psicología cognitiva se trabaja bajo la premisa de “somos lo que pensamos”, es decir, se pelea por el cambio de esquemas y pensamientos de los pacientes que hacen daño e interfieren en la recuperación del bienestar.

Las terapias de tercera generación dicen que el individuo es algo más que pensamientos y que en el caso de pensamientos muy intrusivos, como es el caso de las obsesiones, pelear por el cambio de pensamientos no es posible. Lo indicado entonces es “no pelear” sino aceptar.

En muchos trastornos existe la necesidad inflexible de actuar para no entrar en contacto con el malestar. La sociedad actual refuerza esta idea. El sufrimiento es anormal, no tolerable y negativo. Muchos pacientes que vienen a la consulta dicen que han sufrido mucho y que no quieren sufrir más. Para ellos sentirse bien es extirpar cualquier pensamiento negativo. Lo que ocurre es que incluso haciendo esfuerzos por minimizar el malestar lo que se produce en el paciente es lo contrario, que el malestar aumenta.

En las terapias de tercera generación el lenguaje es importante, la forma en la que hablamos es importante. El foco se amplia a todas las experiencias, tanto buenas como malas.

Las personas con malestar por lo general evitan el malestar y esta evitación es un problema cuando conduce a la inflexibilidad. Al evitar los problemas le estamos concediendo un poder extraordinario y supersticioso al problema. En estas ocasiones entonces la intervención psicológica clásica puede provocar estrategias circulares donde cada intento de solución agrava el problema.

Las nuevas terapias dan la oportunidad de permitir al paciente que tome distancia y desde la distancia empiece a sentir más.

Desde este enfoque nuestra mente no está diseñada para ser feliz sino para sobrevivir.

Esta terapias trabajan en el aquí y en el ahora aunque la mente del paciente se irá hacia el pasado e incluso hacia el futuro.

Lo normal en la vida es "sufrir y no sufrir", pero la sociedad nos dice que no es normal sufrir. Si acepto que lo normal es sufrir estaré más preparado para la vida.

Las nuevas terapias también pueden ayudar y combinadas con técnicas y terapias tradicionales constituyen importantes avances en el bienestar de los pacientes.

En eidem podemos ayudarte.


AYUDA

© -2018- Todos los deechos reservados - eidem - Aviso Legal y Politica de Privacidad

  • Grey Facebook Icon