Cómo dejar de ser emocionalmente dependiente.


CONOCER Y SUPERAR LA DEPENDENCIA EMOCIONAL ¿Qué es? Es un estado emocional en el que la felicidad personal depende de otra persona o de la pareja. Esto ocasiona un tremendo malestar en aquellos que lo sufren ya que su bienestar no depende de si mismos, no tienen control sobre su felicidad, ésta depende de lo que otra persona les quiera dar. Es frecuente sufrir dependencia emocional en las relaciones de pareja, aunque no es el único ámbito en el que puede darse, a veces ocurre en la relación padres-hijos o con personas de gran peso y relevancia para la persona dependiente. Cómo se si soy emocionalmente dependiente. Hay una serie de rasgos frecuentes en las personas que padecen dependencia emocional. Muchos de estos patrones conducen a una destrucción de la autoestima ya que, en muchos casos, sabe que debe acabar con esa relación destructiva, pero se ve incapaz de hacerlo. Se culpabiliza por seguir en esa relación y no ser capaz de romperla, pero el malestar que genera la separación no le permite avanzar hacia la ruptura. Rasgos que caracterizan la relación de dependencia: - Idealización de la otra persona. - Búsqueda constate de su cercanía. - Necesidad de reconocimiento y cariño constante por parte del otro. - Pánico al abandono. - Celos irracionales. - Autoengaño: Buscan justificar las acciones negativas de la otra persona. - Sometimiento: Aceptan todo aquello que viene de la persona de la cual dependen. - Sentimiento de inferioridad respecto a la otra persona. Consejos para superar la dependencia emocional. Llegar a superar esta situación supone un proceso en el que hay que hacer un trabajo personal intenso. La ruptura con la persona de la cual se depende provoca un estado semejante al síndrome de abstinencia, por lo que si no se trabaja es fácil recaer en lo mismo con la misma persona o a veces en relaciones posteriores. Te damos algunos consejos para su superación: 1. Cambia tu lenguaje interno: Debes eliminar el “no puedo estar sin él/ella” por frases como: “puedo hacerlo, soy capaz de enfrentarme a esto…” La forma de hablarte puede limitarte cuando no hay motivo real para ello. 2. En tus relaciones sociales, acércate a aquellos que te valoran y te respetan, no a los que quieren dominar o cambiar tu vida. 3. No pienses que la otra persona cambiará y entonces dejaras de sufrir. Sé el responsable de tu felicidad, el dueño de tu vida. 4. Reconstruye tu vida con tus propias cartas, sin que las cosas dependan de nadie: Ten tus propias amistades, trabaja las relaciones familiares que te aporten algo positivo, Lucha por un trabajo que te satisfaga y te aporte independencia económica, Busca aficiones que te llenen la vida. 5. Trabaja tu autoestima: Trátate con benevolencia, sé tu mejor amigo, aprende a valorarte y a quererte a ti mismo, descubre tus valores. 6. Estate atento a las señales de dependencia emocional y trata de evitarlas para no volver a caer en ello. 7. Dedícate tiempo para estar solo y disfrutar de ti mismo, pasea, lee, realiza actividades y aprende a ser feliz en la vida sin necesidad de nadie. Si te reconoces en los rasgos que hemos descrito, si te sientes mal porque quieres romper una relación de dependencia emocional y ves que solo no puedes, pide ayuda, ponte en manos de profesionales de la conducta y las emociones. En eidem podemos ayudarte.

#adultos #infantil

AYUDA

© -2018- Todos los deechos reservados - eidem - Aviso Legal y Politica de Privacidad

  • Grey Facebook Icon