Mujer e infidelidad


Cada vez con más frecuencia mujeres vienen a consultarme sobre cómo superar una infidelidad de su pareja.

Existen argumentos comunes en todas ellas: se culpan, piensan que tal vez por su pasividad o conducta han llevado a su pareja a fijarse en otra mujer por lo que se sienten responsables únicas de lo ocurrido, se bloquean y aunque tarda en salir a la luz, finalmente también muestran rabia ante lo ocurrido mostrando sentimientos encontrados y ambivalentes. También se hacen pequeñas, con sentimientos de poca valía y su autoestima se ve enormemente afectaba.

Con frecuencia y en un principio, es habitual la tendencia a proteger al marido y cuestionar en contra de la otra mujer juzgando siempre con mucha mayor dureza su conducta incluso aunque ella fuera una persona libre y sin compromisos.

Esta situación vuelve a recordarme como una infidelidad no es igualmente mirada si es un hombre a si es una mujer quien la comete.

Supongo que la mente de la mujer se niega y falsea minimizando las conductas pues la ruptura de la confianza ha sido tan grande que el dolor hay que mitigarlo de alguna forma.

La terapia. Como se trabaja.

En la terapia se habla con ellas sobre esos pensamientos irracionales con respecto a la relación así como de la idealización de la relación y el concepto del amor romántico que tenemos las mujeres “yo le he dado todo y mira como me lo ha pagado” “yo solo quería que la familia estuviera unida” “la familia es para mí lo primero” “el debería habérmelo contado pues tenía toda mi confianza”.

En la terapia a su vez es importante trabajar en ella como persona completa, no solo madre o esposa sea cual sea la decisión, si perdonar o si separarse. Hay que reconstruir esa educación recibida y que la mujer se priorice sin sentirse egoísta por ello tal y como el entorno y la sociedad la marca y la dice continuamente.

El género y la infidelidad

El patriarcado juega aquí también su baza ya que esa educación diferencial que recibimos hombres y mujeres nos hace concebir el amor y la pareja de maneras muy diferentes. Para la mujer todo gira en torno al amor y a la familia y lo demás es secundario. El hombre normalmente ha sido educado de otra manera y es probable que lo viva de forma distinta y que el amor no sea el centro de su bienestar y felicidad. Por ello, cuando la mujer sufre de una infidelidad todo su mundo se viene abajo y nada en un principio tiene sentido.

Ser infiel es una decisión al igual que ser fiel. No se puede justificar la persona en que la situación “lo llevó” a cometer la infidelidad como tratando de evadir la responsabilidad.

¿se supera?

Superar una infidelidad en ocasiones si es posible si se vive un adecuado proceso personal y en pareja aunque también es cierto que hay parejas que no la superan y acaban dañándose con continuos reproches y vueltas a lo ocurrido.

El indicador de que ya has perdonado verdaderamente es que recuerdes la situación de infidelidad y no sientas dolor.

La terapia de pareja puede ayudar a superar una infidelidad siempre y cuando ambos estén de acuerdo de luchar juntos por recuperar la pareja ayudándoles a identificar problemas y restablecer la confianza. También existen algunos casos de parejas que tras una infidelidad han conseguido una relación de pareja mucho más madura y fortalecida que antes.

En eidem podemos ayudarte


AYUDA

© -2018- Todos los deechos reservados - eidem - Aviso Legal y Politica de Privacidad

  • Grey Facebook Icon