Cómo decirle a los hijos que nos separamos


Autora: Lola Llorca

Como decirle a los hijos que nos separamos

Cuando una pareja decide finalizar su relación de convivencia, comienza un periodo de inestabilidad emocional y de cambios. La toma de decisiones para llegar a acuerdos nos vuelve frágiles, inseguros y surgen muchas dudas sobre cómo afrontar esa nueva situación.

Una de las principales dudas que nos surge es cómo decírselo a nuestros hijos de manera que sufran lo menos posible

Los menores necesitan que se le transmita seguridad, confianza y cariño y deben de mantenerse al margen de las confrontaciones de la pareja. Es importante cuidar su estabilidad emocional.

Para ello conviene que tengamos en cuenta una serie de consideraciones:

LLEGAR A ACUERDOS

Es preciso que hayamos acordado los aspectos más importantes de la separación antes de decírselo. No es conveniente que vea que los padres no tienen claro el futuro pues genera ansiedad e inseguridad.

BUSCAR EL MOMENTO

Buscar un momento en el que estemos tranquilos. Dejar aparcadas nuestras desavenencias para poder centrarnos en el diálogo con nuestro hijo.

MENSAJE UNICO

Es conveniente que cuando hablemos con él estén ambos progenitores y que el mensaje sea el mismo. No hay que dejar entrever que existe mala relación, pues indirectamente podemos provocar en el menor la ambivalencia de tener que tomar partido por uno de los dos.

ADAPTAR EL MENSAJE

Saber adaptar el mensaje a la edad del niño. Por muy pequeños que sean, seguro que ya se han dado cuenta de que algo no va bien. Ocultar la situación no beneficia ni a los adultos ni a los niños pues con el paso de los días lo que se consigue es enrarecer más la relación.

DECISION FIRME

Al mismo tiempo, dejar claro que la decisión es firme, que no hay marcha atrás para no crear expectativas que no se van a poder cumplir.

CONTINUIDAD EN LAS RUTINAS

Necesita saber que va a poder continuar con sus rutinas. Necesita saber cómo le va a afectar esa separación. Cuanto menos cambios se generen y más posibilidades tenga de continuar con sus rutinas menor será el impacto.

DAR CARIÑO

Nuestro hijo necesita saber que tanto el padre como la madre seguirán estando a su lado en los momentos más importantes de su vida y que la separación no se debe a él sino a temas de pareja. No culpabilizar ni utilizar a los hijos como arma arrojadiza.

ESCUCHARLE

Facilitar que exprese sus emociones y plantee sus dudas. Esto ayudará a conocer qué piensa y desmontar las situaciones catastrofistas que pueda imaginar, mostrándole una visión de futuro más positiva.

NORMALIZAR

Tenemos que normalizar la nueva situación y ayudarle a afrontar los cambios de forma adaptativa. Si nuestro hijo nos ve tranquilos, él también lo estará.

ATENTOS A LOS CAMBIOS

Es importante en este periodo estar pendientes de problemas de conducta o situaciones inusuales como: trastornos del sueño, vómitos, cefaleas, rabietas o menor rendimiento escolar. Nos puede dar pistas de que no está elaborando bien la situación y que necesita ayuda.

MANTENER EL RESPETO

Y sobre todo, no nos olvidemos que aunque la relación de pareja finalice es imprescindible que no se rompa la comunicación entre ambos, pues sigue siendo necesario llegar a acuerdos sobre la educación de los hijos.

#infantil #adultos

AYUDA

© -2018- Todos los deechos reservados - eidem - Aviso Legal y Politica de Privacidad

  • Grey Facebook Icon