mobbing



El termino acoso hace referencia a la acción y efecto de acosar. El verbo acosar implica una conducta que genera malestar o incomodidad en otra persona.


La persona acosada manifestara angustia, malestar y molestia grave. Otro factor en cuenta es que se produce de forma sistemática y repetitiva.


Esta exposición reiterada a comportamientos hostiles provoca un grave impacto en las victimas que se manifestara en su salud física y emocional y que va a afectar a todos los ámbitos de su vida.


La persona vivirá en un estado de alerta permanente y desasosiego, con una preocupación constante e intentara por todos los medios buscar la manera de acabar con la situación. Entonces pondrá en marcha una serie de estrategias que no funcionaran lo que reforzara su estado de vulnerabilidad deteriorando aun mas su autoestima e imagen.


El conocido como mobbing o acoso laboral está regulado en la legislación y amparado por la prevención de riesgos laborales.


El acoso no es un hecho puntual sino mantenido en el tiempo por tanto no se debe confundir con un conflicto laboral entre los miembros de una plantilla o con un estilo de gestión malo o inadecuado que genera estrés en un colectivo.


El acoso reiterado o insistente sobre la victima para que sea delito debe concretarse en conductas de: vigilancia, persecución, uso indebido de datos personales, acoso telefónico, digital o presencial, atentar contra la libertad o el patrimonio.


Con respecto a los acosadores, se caracterizan por tener baja tolerancia al rechazo (perciben las discrepancias como un ataque personal), son personas con escasas herramientas para manejar el estrés y los conflictos, tienen personalidades obsesivas con tendencias a controlar y dominar así como personalidades narcisistas con un perfil frio y carente de empatía. Suelen emplear la manipulación y la mentira de forma sistemática y provocan en sus víctimas sentimiento de culpa.


Con respecto a las victimas al comienzo se sienten confundidas. Después aparece un sentimiento de culpa que además se puede agravar por el silencio de los compañeros. Empezara a dudar de su eficacia y su valía incrementándose su vulnerabilidad. Se ira debilitando y se desestabilizara mermando su juicio y dudando de si mismo.


Aparecerán trastornos psicosomáticos con migrañas, molestias digestivas o problemas musculares. También habrá secuelas emocionales con perdida de autoestima y de capacidad de disfrute. También puede existir hipervigilancia, irritabilidad, miedo a relacionarse con la gente pudiendo acabar en adicciones o abuso de sustancias.


El acoso impacta gravemente en la vida de una persona y cuanto mas avanzado este el proceso mas secuelas habrá en su salud y en su vida.


En eidem generamos bienestar y podemos ayudarte