ansiedad social/ fobia social



Todos hemos pensado alguna vez o hemos conocido a personas que muestran dificultades en sus relaciones sociales. Pero ¿hasta que punto podríamos decir si existe un problema de ansiedad social?


La ansiedad social se define como miedo o ansiedad intensa en una o más situaciones sociales en las que el individuo está expuesto al posible examen por parte de otras personas. Algunos ejemplos son las interacciones sociales (p. ej., mantener una conversación, reunirse con personas extrañas), ser observado (p. ej., comiendo o bebiendo) y actuar delante de otras personas (p. ej., dar una charla).

El individuo tiene miedo de actuar de cierta manera o de mostrar síntomas de ansiedad que se valoren negativamente (es decir, que lo humillen o avergüencen; que se traduzca en rechazo o que ofenda a otras personas).

Por tanto, las situaciones sociales casi siempre provocan para este perfil de personas un miedo o ansiedad intensa que finalmente le lleva a la evitación y por tanto al final al aislamiento.


Hay personas a las que no les resulta un problema estar solas, pero en la ansiedad social la persona desearía tener ese contacto pero le resulta tan angustiante que acaba evitándolo. Normalmente estas personas presentan también ideas irracionales sobre el perfeccionismo, el querer agradar, el caer bien y ese miedo es desproporcionado a la propia situación o contexto en el que ocurre.


Muchas veces podemos confundir ansiedad social con falta de habilidades sociales y es cierto que un trabajo en dicha materia ayudaría a estar personas a mostrarse mas segura en los entornos sociales pero la ansiedad social es algo mas profundo que la falta de habilidades es un conjunto de creencias erróneas acerca de sentirse juzgada y evaluada negativamente por los otros. Estas personas presentan ansiedad anticipatoria (y si...), autopercepción de incapacidad, intolerancia a los sentimientos de vergüenza y excesiva preocupación por la evaluación.


La probabilidad de sufrir Fobia Social disminuye con la edad, siendo su aparición más frecuente en la adolescencia.


Es importante también distinguir el trastorno de Fobia Social con una característica de personalidad, que puede ser más o menos transitoria, como es la timidez


Fobia social es el miedo o ansiedad intensa en una o más situaciones sociales en las que la persona está expuesta al posible examen por parte de otras personas.

Es por esto que la persona tiene miedo de actuar de cierta manera o de mostrar síntomas de ansiedad que se valoren negativamente, es decir, que lo humillen o avergüencen, lo que pueda llevar al rechazo. De esta forma, la mayoría de situaciones sociales les provocan miedo o ansiedad y tienden a evitarlas.


Por contra, la timidez es la sensación de malestar e inhibición en presencia de otras personas. Es un estado de incomodidad causado por la expectativa de que existirán consecuencias negativas en mis relaciones con otros.

Cuando hablamos de timidez estamos hablando de: vergüenza, retraimiento, cobardía.


Vivimos en un mundo tecnológico donde el tu a tu y el cara a cara ya no están importante y se esta consiguiendo que las relaciones interpersonales se sustituyan y den paso a otro tipo de interacciones donde no es tan necesaria la práctica y las habilidades sociales y por tanto nos estamos encontrando con estas dificultades en las consultas de psicológica (personas que no saben relacionarse, falta de HHSS, miedo al compromiso y las relaciones, soledad, aislamiento....)


En eidem podemos ayudarte